Fraudes por relaciones:

Fraudes por relaciones:
Usted conoce a alguien a través de un servicio de citas en Internet y comienzan a corresponderse. Se envían mensajes, hablan por teléfono, se intercambian fotografías y hasta planifican su boda. Pero él le informa que tiene que viajar a Nigeria u otro país por motivo de trabajo.
Una vez ahí, solicita su ayuda: ¿Puede transferirle dinero para ayudarlo temporalmente? La primera transferencia podría ser pequeña, pero después le pide más –para ayudarlo a recuperar dinero que le debe el gobierno, a cubrir costos por una enfermedad o una cirugía repentina para su hijo o hija, para pagar el vuelo de regreso a los Estados Unidos– siempre con la promesa de que le devolverá el dinero. Usted podría recibir documentos o llamadas de abogados que “comprueban” lo anterior. Pero por más real que parezca la relación, es una estafa. Usted perderá el dinero que transfirió, junto con la persona que pensaba que conocía tan bien.
Fraudes de “comprador misterioso”:
Lo contratan para ser un comprador misterioso y le piden que evalúe el servicio de atención al cliente de una empresa de transferencia de dinero. Se le envía un cheque para que lo deposite en su cuenta bancaria e instrucciones para que retire la cantidad en efectivo y la transfiera, generalmente a Canadá u otro país, a través de su servicio cablegráfico. Cuando se descubre que el cheque es falso, usted ya ha perdido su dinero.
Fraudes de compras en Internet:
Usted compra algo en línea y el vendedor insiste que el único método de pago aceptable es una transferencia de dinero. Solicite pagar con tarjeta de crédito, un servicio de depósitos en garantía u otro método. Si paga en línea con una tarjeta de crédito o tarjeta de cargo, su transacción estará protegida por la Ley de facturación crediticia justa (Fair Credit Billing Act). Si le insisten que pague con una transferencia de dinero, es probable que nunca reciba su producto, ni su dinero.
Fraudes de alquileres de apartamentos:
Al buscar un apartamento o propiedad vacacional en alquiler, encuentra una opción perfecta por un excelente precio.
Puede reservar la propiedad si transfiere dinero para cubrir la tarifa de reserva, el depósito de garantía y el primer mes de alquiler. Después de transferir el dinero usted descubre que ha desaparecido y no existe tal propiedad. Un estafador obtuvo un aviso de alquiler de propiedad legítimo, cambió la información de contacto y publicó el aviso modificado en otros sitios. O bien, publicó un sitio que no está en alquiler o no existe por un precio inferior al del mercado para atraerlo. Si usted es quién ofrece una propiedad en alquiler, cuídese de lo contrario: un posible arrendatario le informa que ha decidido cancelar su depósito y le pide que le devuelva su dinero mediante una transferencia antes de que usted se dé cuenta de que le había entregado un cheque falso.

Entradas populares de este blog

ALGUNAS HABILIDADES NECESARIAS PARA UTILIZAR INTERNET

Informe Fraude financiero y banca por Internet: Amenazas y medidas para combatirlas